Empezar con Pleo
The Star Trek crew

La tecnología ha facilitado una gran parte de nuestro día a día. Algo aún más importante para las personas con discapacidad, para las que la tecnología tiene el potencial de hacer posible lo imposible.

En esencia, la accesibilidad se trata de permitir que el contenido esté disponible para una audiencia lo más amplia posible. En nuestro caso, lo hacemos diseñando soluciones flexibles y de alta calidad. Sin importar las capacidades de cada persona o la forma en que prefiera acceder a los contenidos.

Pleo y la accesibilidad

La verdad por delante: no hemos sido los mejores en esto. Y claro que hay explicaciones, pero lo que no hay son excusas.

Las pequeñas empresas tienen recursos limitados y, si quieren sobrevivir en entornos competitivos, deben pensar de forma estratégica sobre la forma en que focalizan sus energías.

Pero, en el caso de las compañías tecnológicas, hay algo más a tener en cuenta.

Y es que desarrollar soluciones de gran accesibilidad no es algo que tradicionalmente haya formado parte del currículum de los perfiles encargados del diseño/desarrollo.

Esto ha supuesto algunas soluciones bien intencionadas pero en última instancia inferiores, tanto en Pleo como en muchas otras empresas de software.

Un nuevo enfoque

Para nosotros, esta situación cambió el pasado año.

El pasado noviembre de 2020, nuestro equipo de Diseño dedicó toda una semana a profundizar sobre la accesibilidad. Y como organización decidimos convertirnos en parte activa en la materia.

Así que voy a ponerte al corriente sobre los orígenes, el trabajo que hemos hecho hasta ahora y lo que hemos aprendido por el camino.

Los orígenes

Hay una famosa frase de Spock, el icónico personaje de Star Trek, que dice: “Las necesidades de muchos superan a las de unos pocos”. Probablemente, él no es la primera persona (o vulcaniano) que ha expresado algo en ese sentido y, de hecho, en el mundo de la empresa es un sentimiento bastante compartido.

A través de un amplio abanico de temas, somos una empresa que atiende y depende en gran medida de “los muchos” y no de “los pocos”.

Pero, de cara a algunas cuestiones, ese enfoque en “los muchos” puede ser algo incómodo con lo que lidiar. Y la accesibilidad es una de esas áreas.

¿Priorizamos a “los muchos”, escatimando en accesibilidad para así poder lanzar más funcionalidades a mayor velocidad? ¿O nos decidimos a crear un software altamente accesible, creando menos herramientas a un ritmo más lento?

Somos una empresa, está claro. Pero esta empresa se compone de personas solidarias, que creen que todo el mundo puede y debe ser atendido con empatía y de forma comprensiva. Y si hablamos de accesibilidad, es algo que va más allá de la intención de hacerlo mejor.

En este contexto, nos hemos dado cuenta de que es demasiado simplista adoptar esa mentalidad de “muchos” vs “pocos”. Y la investigación así lo demuestra.

Solo en Reino Unido, se estima que siete millones de personas en edad de trabajar tienen una discapacidad. El término “purple pound” hace referencia al poder adquisitivo de los hogares en los que hay alguna discapacidad, y se calcula que tiene un valor de 249.000 millones de libras.

Esto pone de manifiesto el dilema que se nos presenta tanto a nosotros como a muchas otras empresas tecnológicas. Pero ahora que hemos identificado la ruta a seguir, es bastante sencillo.

Un mejor producto para todos

Spock viaja en una nave espacial, desplazándose a diferentes planetas y galaxias, luchando contra alienígenas y viviendo una existencia bastante dramática.

Nosotros construimos y vendemos software empresarial para facilitarte la gestión de gastos de tu negocio. No nos amenazan los Klingons ni nos embarcamos en peligrosas aventuras, por lo que tampoco necesitamos pensar de una forma tan drástica como lo hace Spock.

Francamente, necesitábamos olvidarnos de la idea de “unos pocos” y empezar a pensar en todos. Porque la accesibilidad nos afecta a todos.

Si ponemos el foco en construir un software más accesible, acabaremos creando un producto mejor para todos nuestros usuarios.

¿Y cómo funciona esto en la práctica?

El producto de Pleo ha sido creado y mantenido por equipos que históricamente han disfrutado de un alto nivel de autonomía, siendo extremadamente eficaces a la hora de lanzar funcionalidades a velocidades bastante deslumbrantes.

Y eso funcionó bien durante un tiempo.

La autonomía es genial, pero si estamos resolviendo problemas concretos sin relacionarlos con una casuística más amplia, terminamos en un tira y afloja que lleva a nuestro software en direcciones no deseadas.

Esto, unido a las diferentes habilidades, personalidades, objetivos y experiencias contenidas en cada equipo, puede llevar a algunas importantes desviaciones en la base del código general que trascienden a la interfaz de usuario… el lugar en el que reside la accesibilidad.

El enfoque

Permíteme empezar este apartado con una confesión: nuestro producto no es ni de lejos lo accesible que queremos que sea.

Pero hemos allanado el camino y ya estamos en ello. Y este ha sido el proceso para hacerlo:

1) Auditar la plataforma.

2) Corregir fallos evidentes de accesibilidad.

3) Trazar los flujos de uso más importantes.

4) Hacerlos navegables mediante tecnología alternativa o de asistencia (teclado, lectores de pantalla, etc).

5) Testar con personas que utilizan las tecnologías anteriores.

6) Iterar y optimizar si es necesario.

¿Y por dónde vamos? Ahora mismo estamos en algún punto entre el paso 3 y el 4 para nuestras aplicaciones web y arrancando en el caso de las móviles.

Pleo dispone de tres plataformas principales de cara al cliente: el sitio web, la app web y la app móvil.

Todas esas plataformas deben contar con un alto grado de accesibilidad si queremos crear una experiencia sólida de uso para los individuos que necesitan tecnología de asistencia o tienen preferencias particulares a la hora de consumir contenidos o resolver tareas digitales.

Si puedes unirte a nuestro producto, pero no es capaz de usarlo… Hemos fallado.

¿Y si darse de alta no es muy accesible, pero la aplicación sí lo es? Bueno, nunca lo sabrás, así que también hemos fallado ahí.

Por eso tenemos que tener en cuenta todo el portfolio de Pleo cuando trabajamos sobre accesibilidad.

¿Y cómo auditamos? En el caso de las soluciones basadas en la web, las herramientas de auditoría son fáciles de conseguir. Hemos utilizado Chrome Lighthouse, ChromeLens y Axe para detectar errores de accesibilidad y corregirlos en nuestro producto principal. Pretendemos hacer lo mismo con nuestra web comercial y actualmente estamos buscando herramientas de auditoría para nuestra app móvil.

¿Cómo priorizamos? Empezamos por asegurar que los componentes principales de nuestras interfaces de uso son de alta calidad y cumplen con estrictos criterios de accesibilidad. Y es que si fallan los ladrillos, la construcción también fallará. 

Si un determinado flujo (por ejemplo, cambiar la información de tu perfil) se construye utilizando componentes no accesibles, no podrás utilizarlo. Por tanto, los componentes deben, como mínimo, estar construidos con estándares accesibles, ser navegables por teclado, tener suficiente ratios de contraste y patrones de interacción lógicos.

¿Cuál es la estrategia? No es un secreto que prestar más atención a la accesibilidad afecta a la velocidad a la que se pueden desarrollar nuevas funcionalidades, sobre todo al principio. Sin embargo, al asegurar que las funcionalidades más importantes son accesibles a través de tecnología asistiva, establecemos un buen punto de partida para el trabajo a futuro.

Básicamente, esto significa determinar lo que debería ser un user journey factible, determinando de forma individual por las soluciones con las interactúan los clientes.

¿Quién se encarga? Cada equipo que contribuye al producto debe saber sobre accesibilidad. Sin embargo, las habilidades y la experiencia difieran, por lo que es necesario que haya una responsabilidad clara.

El equipo de DesignOps de Pleo se asegura de que cada componente servido desde nuestro Telescope Design System sea altamente accesible y esté construido con una semántica correcta. Defendemos la accesibilidad y ayudamos/alentamos a otros equipos a construir componentes acordes a estos estándares.

¿Cómo mantenemos los altos estándares? Con un gran foco en la accesibilidad, desde la concepción del componente hasta su lanzamiento. Esto nos ayuda a que la accesibilidad no sea un pensamiento a posteriori.

Desde el punto de vista de la programación, podemos garantizar la calidad al implementar revisiones de código, tests de accesibilidad y auditorías durante el desarrollo y la construcción de las diferentes soluciones. Desde una perspectiva humana, escuchamos a nuestros clientes cuando encuentran barreras y resolvemos cómo ayudarles a superarlas.

¿Qué es lo próximo? Hemos iniciado un recorrido que nos llevará a construir aplicaciones más accesibles en Pleo.

Todavía no lo hemos logrado, pero estamos comprometidos a que nuestras aplicaciones sean accesibles para todo el mundo en un futuro no muy lejano.

Todos nuestros equipos saben que la accesibilidad es importante. Necesitamos focalizarnos en mejorarla, no solo porque tiene sentido desde el punto de vista del negocio, sino porque es la decisión correcta.

Este artículo no busca presumir de nuestros logros hasta ahora. Se trata de sinceridad: cuando leamos estas palabras dentro de seis meses, o un año, o cinco años, queremos sentir orgullo por el progreso realizado en accesibilidad. Es, como quizá diría Spock, lógico.

Y esto también quiere decir que necesitamos tu ayuda. ¿Has encontrado algún problema de accesibilidad en nuestra aplicación? Si es así, ponte en contacto conmigo (allan@pleo.io) y nos encargaremos.

Allan N. S. Larsen

Design Systems Specialist at Pleo

Does stuff to make design and code play nice at Pleo. Used to hang out with Advice, Momondo & Danske Bank.