Empezar con Pleo
wfh

Según el estudio realizado por EAE Business School “La productividad del trabajo y la conciliación laboral 2020”, el teletrabajo llegó al 88% de las empresas debido a la cuarentena, frente al 4% antes de la pandemia global. La gran pregunta para muchas de estas empresas ha sido: ¿cuáles son los mejores hábitos para trabajar desde casa?

El teletrabajo desde la perspectiva de los negocios ha supuesto facilitar lo necesario para su desarrollo en casa (por ejemplo: equipos informáticos), un ejercicio intenso de liderazgo (organización de equipos) y esfuerzo por parte de los empleados. 

Desde la perspectiva del teletrabajador, teniendo en cuenta el poco tiempo que ha tenido para adaptarse y que no ha sido una opción elegida, puede ser aterradora: los niños en casa, toneladas de ropa por lavar/recoger, limpieza, compra, comidas… ¡STOP! 

Dos factores importantes para llevar a cabo tu trabajo desde casa son: el estado mental y la autodisciplina. 

La buena noticia es que no estás solo en esto, tus compañeros y la empresa están para apoyarte y darte los recursos necesarios para que el teletrabajo se convierta en una forma de vida.

Queremos transmitirte que adquirir buenos hábitos entorno al teletrabajo es posible. Veamos cómo. 

Qué hábitos necesitas adquirir teletrabajando.

Son muchas las ventajas que tiene el teletrabajo, pero hasta ahora no se había implantado porque se necesitaba un cambio de mentalidad, no solo de las empresas, sino también de las personas e instituciones. 

Aún es necesario derribar barreras y pensamientos limitantes para lograr que el teletrabajo sea una realidad y un beneficio para todos.

“La base del teletrabajo es la productividad. Si al trabajador le sobra tiempo, ¿por qué no utilizarlo para alguna actividad personal?”. Pleo.

Buenos hábitos para las empresas.

Facilitar que el trabajo fluya bien.

Es posible que la situación de estado de alarma pusiera en jaque los sistemas y recursos de tu compañía. La buena noticia es que existen herramientas que pueden ayudarte a ti y a tu equipo a conseguir que el trabajo fluya. 

El plan de acción debe partir de asegurar que todo tu equipo tiene las herramientas adecuadas para llevar a cabo el trabajo en remoto: ordenadores portátiles, una red única interna, conexión a internet. 

El paso dos, busca qué herramientas pueden ayudar a que el trabajo diario esté organizado y asignado, de tal forma que, no habrá nadie con exceso de trabajo o alguien sin trabajo. Esto último es importante porque puede afectar al estado anímico del trabajador. 

Mantén vivos los canales de comunicación

Si hasta ahora tu sistema de comunicación era el email, necesitas cambiarlo para que la comunicación no suponga un esfuerzo estoico o se pierda información por el camino.

Herramientas como Slack te permite crear canales de comunicación exclusivos, personales o grupales ayudando a que tu equipo esté perfectamente coordinado.

Para que los canales sean efectivos asegúrate que los líderes de cada equipo mantienen vivos los canales, de manera que no sea un monólogo sino un entorno colaborativo. 

Sé transparente con la información.

Ocultar información o no transmitirla solo alimenta los rumores y por ende la distracción de tu equipo en cosas que no son relevantes. 

Disipa los rumores con información clara y sincera. El poder de la información será suficientemente poderoso para que no haya de qué hablar y todos podrán ser más productivos estando más comprometidos con su labor.

Ofrece flexibilidad al trabajador.

Implantar el teletrabajo en tu empresa no significa que te tengas que convertir en “el policía de la productividad”.

Facilitar las herramientas y los canales de comunicación no sirven si entramos en el “juego” del control constante. El trabajador tiene que sentir que confías en él, que tiene claros sus objetivos y dispone de la flexibilidad necesaria para llevarlo a cabo.

Apóyate en las reuniones de grupo (por videollamada), en los informes y en los resultados que se van logrando. Todo esto te dará la información suficiente para corregir cualquier acción fuera de lo planificado.

Así reforzarás el sentimiento de pertenencia a la empresa y el empoderamiento del trabajador. 

Haz participe al equipo en la toma de decisiones.

Partimos de la base que el teletrabajo es una situación hasta ahora desconocida para tu compañía y por tanto el sentimiento de soledad en el trabajo está presente. 

Por ello, es importante que tengas mecanismos para hacer que tu equipo te sienta cerca. Una forma muy efectiva es hacer partícipe al equipo sobre decisiones de la empresa, esto ayudará a que se comprometan con los resultados deseados. 

Herramientas cómo las tormentas de ideas, encuestas o reuniones breves diarias pueden servir como canalizadores. 

Buenos hábitos para trabajadores y equipos.

Fuera distracciones.

Procrastinar significa posponer o aplazar tareas que requiere de tu atención.

Entendemos que es un momento complicado con los niños en casa, con tareas del hogar, con el vecino haciendo bricolaje, pero necesitas poder trabajar. 

“Las distracciones son un catalizador perfecto para la procrastinación”. Pleo.

La solución en parte está en el diálogo. Aprovecha la cena en familia para explicar cuál es tu situación, que tendrás que estar una serie de horas frente al ordenador, aquí viene la clave, sin distracciones. 

Aquí entra el compromiso de toda la familia y el tuyo propio. Algunos consejos útiles:

- Organiza a última hora del día las tareas del día siguiente.

- Nada más arrancar el día no le des prioridad a otros mirando el email.

- No abras tus redes sociales.

- Comienza por la lista hecha la noche anterior.

- Ahora es el mejor momento para que la familia arrime el hombro ayudando con pequeñas tareas. Una buena idea es organizar un plan semanal.

- Los niños pueden colaborar siendo responsables de sus deberes y manteniendo organizada su habitación. 

Calendario y horas disponibles.

Marca un horario de trabajo, incluye en tu agenda los momentos de descanso y ocio con la familia. Respétalo en la medida de lo posible.

De esta manera tanto tu empresa como tu familia sabrá cuando puede disponer de ti sin descuidar el tiempo para ti.

Socializa.

Los momentos donde hablamos con compañeros o compartimos alguna experiencia nos nutre tanto para nuestra vida laboral como personal. 

Propón a tu empresa abrir un canal de comunicación para temas generales sobre trabajo y otro para compartir momentos de ocio. 

Hábitos personales. Comida, descanso ejercicio.

“Mens sana in corpore sano”. Sátira X. Juvenal. Aunque inicialmente en el siglo II no tenía el sentido que tiene ahora la expresión, ahora significa ‘una mente sana en un cuerpo sano’, es decir, cuida de tu cuerpo para que tu mente esté sana.

Son muchos los estudios que hay sobre este tema y no queremos ahondar hoy en ello, simplemente quédate con la idea de que necesitas tres cosas para que tu mente trabaje adecuadamente:

  • Descanso.
  • Hábitos alimenticios adecuados, la dieta mediterránea es perfecta.
  • Marca una pauta de ejercicio no hace falta que te conviertas en Rafa Nadal 😅, camina, haz yoga, bicicleta estática, sube escaleras.
  • Cultiva la mente. Muchas veces este consejo no aparece por ningún lado, pero mantén la mente despierta y alimentada con la lectura. 

Espacio de trabajo.

Necesitas un espacio específico para trabajar en casa. Alguna recomendación para que sea óptimo:

  • Busca un lugar con luz natural.
  • Una mesa (parece obvio, pero no lo es) y silla, ergonómica a ser posible.
  • Tener ordenado el espacio de trabajo.
  • Lejos de distracciones. No pongas tu despacho en el salón, a menos que sea imprescindible, la televisión es lo peor para distraerse.

Esperamos que todos estos buenos hábitos te ayuden a conciliar y facilitar el trabajo desde casa

Haizea de Pedro - Content Freelancer Pleo Spain

Haizea de Pedro

Content Producer, Spain

Content Producer, Spain