Saltar al contenido

¿Buscabas pleo.io?

Reserva una demo
Informes financieros

Consejos y Herramientas

Informes financieros: ventajas, tipos y ejemplos para tu empresa

«Entonces qué, ¿cómo va la empresa?»

Como CFO, seguramente te hayan hecho esa pregunta más de una vez.

Y a familiares, amigos y conocidos les puedes contestar con un escueto «bien», «fenomenal» o «no muy allá», pero cuando hay que ponerse serio hace falta algo más.

Ese algo más recibe el nombre de informe financiero, también conocido como estado financiero o informe contable.

Si está bien elaborado, da una imagen detallada y completa de la salud de la empresa a través de su situación financiera 💪

Hasta no hace tanto, esta tarea requería recopilar y manejar muchísimos datos financieros de forma manual; pero esto, afortunadamente, ya pasó gracias al software.

Programas que te hacen el día a día más fácil y ayudan a que el trabajo de elaborar informes financieros sea coser y cantar.

¿Vemos cómo? 

Y los tipos que hay, claro, además de sus usos, ventajas y claves a la hora de elaborarlos.

Para qué sirven los informes financieros

Seguro que lo tienes clarinete, pero por si acaso, veamos razones por las que dedicarle atención a la creación de los informes financieros.

Toma de decisiones

Los informes contables son un imprescindible a la hora de tomar decisiones informadas.

Ahí se reflejan datos concretos sobre los activos, pasivos, ingresos y gastos de la empresa durante un período de tiempo determinado, entre otros.

Con esta información a mano en un informe, pues como que será mucho más fácil que aciertes y afines la estrategia, ¿no? 🙌

Diseño de estrategias financieras

Si vas a diseñar una estrategia financiera, tienes que basarte en datos; aquí no vale la intuición. 

Lo que necesitas es información precisa y actualizada.

Identificar cómo se han alcanzado los logros, cuáles han sido los fracasos y cómo hemos llegado hasta aquí: todo está escrito en los informes ✍️

Evaluación del rendimiento financiero

Para evaluar el rendimiento financiero de la empresa también necesitarás las métricas de estos informes contables o reportings financieros

¿Qué nos dicen los KPIs financieros

¿Qué márgenes de beneficio tenemos? 

¿Hasta dónde llega la rentabilidad? 

¿Y la liquidez?

Esta es la historia que los interesados quieren que les cuentes para identificar fortalezas, debilidades y oportunidades de mejora.

Si solicitas inversión o acudes a una entidad financiera, ya sabes cómo va y lo que te juegas: los informes económicos financieros será lo primero que te pidan para valorar el riesgo de la operación.

Y si es tu empresa la que va a contratar proveedores, más de lo mismo: querrás conocer cuál es su salud financiera y valorar su solvencia, y para ello nada como ojear un informe financiero.

¿Seguimos con la planificación financiera?

Imagina que se acerca ese momento del año en el que hay que elaborar los presupuestos de la empresa. 

Un CFO que lleva al día los informes financieros contables cuenta con un histórico que le sirve como referencia para la planificación financiera

Así se pueden poner metas realistas, tomar decisiones acertadas y diseñar estrategias sin apenas despeinarse.

Lo mismo aplica a la hora de hacer los cierres contables, ahorrando mucho tiempo y trabajo, una fantasía para cualquier líder financiero 🥹

También resultan muy útiles para:

  • Comunicarse con las partes interesadas: los informes financieros son ante todo una herramienta para contar algo a los diferentes lectores. Ten en cuenta que no todos estarán interesados en los mismos datos financieros, así que facilita al máximo la lectura usando gráficos, tablas, etc.
  • Identificar cuáles son las acciones que realmente están reportando beneficio a la empresa y cómo se ha conseguido.
  • Rectificar el rumbo tras los controles presupuestarios, algo que puede salvarte de terminar a la deriva 🧭
  • Hacer análisis financieros acertados de distintos escenarios e ir un paso por delante ante los cambios en el mercado. 
  • Minimizar posibles riesgos y sacar ventaja de nuevas oportunidades; esto suena bien, ¿no? 👌

¿Todo son ventajas con esto de los informes financieros?

Bueno, también tienen su cara B, por supuesto. 

Pero los efectos indeseados de unos malos resultados financieros pueden minimizarse, y es justo lo que vamos a ver a continuación.

Ventajas y limitaciones de los informes financieros

La información presentada en el informe debe ser precisa y estar basada en datos sólidos y veraces.

Todo lo que no sea eso, mal.

Si la digitalización de procesos financieros es una realidad, genial: con los informes financieros tienes las de ganar.

Si no… los informes contables siguen siendo una gran herramienta, pero se puede volver en tu contra si no los dominas o no utilizas la tecnología financiera adecuada 😥

¿Entramos en detalle?

Las principales ventajas de hacer un buen informe económico financiero

Elaborar los informes económicos financieros con la ayuda de un software te garantiza, entre otras cosas, el cumplimiento de las regulaciones y normativas contables vigentes, evitando sanciones legales; casi nada.

La reputación de tu empresa está en juego, ojo.

Porque en cualquier negocio puede haber goteras, filtraciones… pequeñas fugas por donde se escapa el dinero 💸

Y a medio-largo plazo ya sabes que las consecuencias pueden ser devastadoras. 

Gracias a unos informes financieros elaborados aplicando buenas prácticas, identificas áreas donde se están desperdiciando recursos, mejoras la eficiencia operativa y maximizas la rentabilidad. Y la imagen de la empresa, intachable.

La mala noticia, como ya hemos comentado antes, es que tienen sus limitaciones; no nos engañemos. 

¿Y qué pasa con las limitaciones de los informes contables?

Por mucho que se elaboren basándonos en datos objetivos o aplicando tecnología, puede que el resultado final se interprete de manera diferente según quién lo examine y que las conclusiones no sean las mismas. 

Por ejemplo, puede que haya inversores que prefieran recomprar acciones, mientras que otros voten por ver ese dinero invertido en activos a largo plazo. 

Imagina que eres un inversor amante del deporte de aventura, al que le van el riesgo y la adrenalina 🪂

Es muy posible que el nivel de deuda de la empresa te resulte aceptable, mientras que para otro tipo de inversores pueda ser motivo de preocupación. 

Para minimizar divergencias, puedes facilitar información adicional que permita comparar múltiples períodos e identificar tendencias. 

También ayudará si das referencias sobre los resultados de la empresa respecto a su competencia

Por último, los estados financieros de las empresas son tan confiables como la veracidad de los datos que contienen. 

Si estos fallan o no son precisos, adiós a todas las ventajas que decíamos 😅

Al final es un tema en el que es vital generar confianza, y esta se basa en la fiabilidad de los informes financieros.

Por cierto, ¿empezamos a repasar cuáles son los estados financieros o contables?

¿Qué informes financieros puedes elaborar?

Tipos de estados financieros y ejemplos

Ahora que tenemos muy clara la utilidad, ventajas y limitaciones de estos informes financieros para las empresas, vamos a verlos uno a uno. 

Todos reflejan una situación en una fecha y período concreto, que suele ser de un año.

#1 Balance general

Este informe de contabilidad proporciona una visión general de los activos o recursos que tiene, los pasivos o recursos que debe pagar y la diferencia que es el patrimonio neto de una empresa en un momento y fecha concreta.

Refleja, de forma general, el estado de la situación financiera.

Esto sí que es una foto de empresa un día cualquiera.

En la parte superior figura la fecha; así sabemos cuándo se tomó esta instantánea, que suele ser al final del período de reporte anual. 

En función del tipo y tamaño de la empresa, el esquema del análisis financiero del balance general puede variar, así que vamos a ver las categorías más habituales desglosadas.

¿Empezamos con los activos?

Activos corrientes, también llamado Circulante

Este activo es el retrato de la liquidez de la empresa en el momento del cierre del ejercicio con un plazo inferior a un año. 

Incluye conceptos como el efectivo que hay en caja, los saldos de los bancos y los depósitos a corto plazo. 

También inversiones financieras tipo Letras del Tesoro, cuentas pendientes de cobro con clientes, acreedores y la provisión de fondos para situaciones de morosidad.

En los activos corrientes encontraremos el famoso inventario, el mismo que están haciendo en la tienda de tu barrio justo cuando ibas a hacer la compra: son las mercaderías, pero también las materias primas, productos en curso o terminados.

Por último encontramos el apartado «Otros», donde va el IVA soportado deducible, gastos pagados por anticipado que se prorratean y el variado que quieras incluir en plan cajón de sastre. 

Activos fijos, también llamados No Corrientes o No Circulantes

Estos activos no aportan mucha liquidez y tampoco suelen variar durante el año fiscal.

Los activos fijos tangibles son los que la empresa necesita para funcionar en el día a día: inversiones financieras a largo plazo, terrenos, maquinaria, mobiliario, vehículos o equipos informáticos. 

Ejemplos de activos fijos intangibles serían patentes y marcas, derechos de autor, licencias y permisos, fondo de comercio o amortización acumulada.

Activos diferidos

Aquí tenemos las adquisiciones o compras de la empresa que no utiliza a corto plazo. 

Para que te hagas una idea, encontramos seguros, alquileres, publicidad o servicios de mantenimiento que se pagan por anticipado.

También pagos de impuestos que se realizarán más adelante, pero que se han contabilizado como un activo, porque conllevan deducciones o beneficios fiscales aplicables en el futuro.

Y para completar el cuadro, se pueden incluir intereses sobre préstamos o hipotecas que se han pagado antes de su vencimiento, el famoso I+D+I o hasta gastos de constitución y ampliación de capital.

Vamos ahora con el capítulo de los pasivos.

Aquí también hay que diferenciar tres categorías en función del tipo de deuda u obligación económica.

Gracias a los pasivos es posible financiar las actividades de la empresa y pagar los activos.

Por ejemplo, si la compañía compra un edificio de oficinas para el que solicita financiación al banco, el inmueble será su activo y el dinero que debe es el pasivo 💶

Pasivo circulante

Son aquellas deudas que tiene la empresa y tiene que pagar en un plazo inferior a un año. 

Esto incluye facturas por servicios, alquileres o compra de materias primas, pero también los sueldos, pagarés y dividendos de accionistas.

Pasivo de largo plazo

Puede incluir variedad de obligaciones tipo fondos de bonos de amortización, hipotecas u otros préstamos que deben pagarse en su totalidad en más de un año.

Ojo: la parte a corto plazo de esta deuda se registra como un pasivo corriente.

Pasivo diferido

Aquí se reflejan todos aquellos cobros sobre bienes o servicios que aún no hemos prestado: ese adelanto de un porcentaje o la totalidad del importe que te asegura al menos cubrir gastos en caso de impago. 

Patrimonio neto, capital social, utilidades…

Como sabes, el patrimonio neto se resuelve con la ecuación: 

ACTIVOS - PASIVOS = PATRIMONIO o CAPITAL NETO

Por otro lado, está el capital social, que son todos aquellos elementos que constituyen la financiación propia de una empresa, como el dinero aportado por socios o inversores y las reservas financieras. 

Si la empresa divide su capital en acciones, el patrimonio neto de los accionistas representa la cantidad de dinero que se les devolvería si se liquidaran los activos y se pagaran las deudas.

Por último, tendríamos el apartado de utilidades retenidas; es decir, el patrimonio de los accionistas y las ganancias netas que aún no han recibido como dividendos🫰

Dicho y hecho: ya tenemos la foto del balance general anual de una empresa.

#2 Estado de Resultados

Este informe contable, también llamado cuenta de resultados o estado de ganancias y pérdidas, nos habla de la rentabilidad de la empresa. 

Es muy ilustrativo a la hora de evaluar la eficiencia operativa y las actividades que generan mayor rentabilidad —o​ las que no tanto—. 

¿Cómo hacer un estado de resultados? Un buen ejemplo incluiría los ingresos por ventas y facturación, los costes derivados de la producción de bienes o servicios prestados y la diferencia entre ambos o margen bruto.

También refleja otras partidas como gastos financieros y de producción y el importe pagado como impuesto sobre los beneficios o impuesto de sociedades.

Por último, el análisis de estado de resultados mostrará el beneficio antes de impuestos (BAI) y el beneficio neto, el real disponible para los accionistas o para reinvertir en la empresa después de descontar impuestos. 

#3 Estados de flujo de efectivo y ejemplos

¿En qué se va a fijar alguien que quiera tener una visión clara de la solvencia de la empresa y cómo se generan y utilizan los fondos? 🧐

Pues en las tres actividades principales que contiene el estado de flujos de efectivo:

  • Operativas, que comprenden los ingresos recibidos por bienes o servicios y los pagos en concepto de suministros, salarios o impuestos. 

La diferencia entre ingresos y pagos es el flujo de efectivo neto, relacionado con la actividad principal de la empresa.

  • De inversión, que comprenden ingresos recibidos por la venta de activos a largo plazo, los pagos para adquirir estos activos y las inversiones financieras.

La diferencia entre ambas nos dará el flujo de efectivo neto de actividades de inversión, el cómo la empresa está invirtiendo en su crecimiento y expansión.

  • De financiamiento, o sea, el dinero recibido de fuentes externas, tipo préstamos o emisión de acciones, así como los pagos de dividendos, devolución de préstamos o recompra de acciones.

Restamos los pagos de los ingresos por financiamiento y obtendremos el flujo de efectivo neto de financiación o cómo la empresa está financiando sus operaciones y devolviendo el capital a sus inversores.

Ahora sí tenemos listo el análisis de estado del flujo de efectivo 🤟

#4 Informe de masa salarial

Este informe de gestión de recursos humanos detalla el total de los costos relacionados con los salarios y beneficios pagados a los empleados.

Es crucial para entender y gestionar los gastos laborales de una empresa, sobre todo si tiene un número importante de trabajadores.

Se desglosa en salarios brutos, beneficios sociales para empleados y prestaciones como subsidios, ayudas, extras, vacaciones y gastos de formación.

También incluye costes indirectos como uniformes, equipamiento y gastos administrativos de gestión de nóminas y RRHH.

Se puede desglosar por departamento o unidad, mostrando cuánto se gasta en cada área de la empresa, por categorías de empleados o si hay diferencias por género. 

Es difícil calcular la media salarial si no se tienen todos los salarios bien desglosados, pero si utilizas una herramienta de bases de datos de empleados, ahorrarás mucho tiempo y esfuerzo.

También puedes usar un software específico de recursos humanos para registrar toda la información y… voilá!: tendrás en tu mano todos los informes necesarios.

#5 Estado de inversiones

¿Qué tipo de inversiones hemos hecho en la empresa? 

¿Estamos invirtiendo bien? 

¿Qué rendimiento tienen las inversiones realizadas? 

Todo esto y mucho más refleja el informe de estado de inversiones, facilitando a los gestores e inversores evaluar la eficacia de las decisiones de inversión de la empresa.

Comprende la descripción, el valor, el rendimiento, la diversificación, si van a corto o a largo plazo, así como las transacciones: compras, ventas o reinversiones.

Valorando estos datos podemos decidir si mantener la inversión, cancelarla o aumentarla si ha resultado muy beneficiosa. 

Se elabora a largo plazo, ya que hay que recopilar una cantidad importante de datos financieros para conocer si una inversión va por buen camino… o todo lo contrario.

#6 Estado de cambios en el patrimonio neto

¿Recuerdas que ya explicamos lo del patrimonio neto en el balance de situación de contabilidad? ⚖️

Pues esto va de cómo las transacciones y otros eventos afectan a sus componentes: el capital social, las reservas y los resultados acumulados.

También incluye el pago de dividendos a los accionistas, emisión o recompra de acciones y muy importante: los resultados del ejercicio, que recogen los beneficios o pérdidas netas del período.

Este estado es muy utilizado en aquellas empresas que cotizan en bolsa, ya que su capital contable puede variar en función del número de accionistas 💰

#7 Informe de gestión

Llegamos al final con este documento detallado que proporciona una visión integral de la situación y el desempeño de la empresa durante un período específico. 

Este informe contable explica y analiza los datos más significativos de todos los estados anteriores, junto con las decisiones que han dado pie al estado de situación financiera de la empresa en un momento concreto. 

Además, aporta información financiera para la gestión de la organización y su política de inversiones en el futuro.

Aquí tienes un listado con todos los puntos que incluye, para que te hagas una idea de su contenido en esencia:

1. Resumen ejecutivo

2. Análisis del entorno económico y del mercado

3. Desempeño operativo y financiero

4. Estrategia y planificación

5. Gestión de riesgos financieros

6. Recursos humanos

7. Responsabilidad social corporativa (RSC)

8. Perspectivas futuras

¿Lo más relevante? 

El papel que juega en la transparencia, la rendición de cuentas y la toma de decisiones informadas 🤓

¿Cómo te ayuda Pleo a hacer un buen informe financiero?

Imagina todo el tiempo y trabajo que puedes ahorrar si en la elaboración de los informes económicos financieros toooooda la gestión de gastos —proveedores incluidos— está digitalizada y la información registrada en tiempo real.

Pues es tan sencillo como que facilites una tarjeta Pleo a tu equipo y la use en su día a día 💃

Nada de errores que pueden salirte caros por culpa de facturas y tickets en papel que se extravían o un IVA deducible mal contabilizado.

Una tarjeta para controlarlos a todos. Y tus estados financieros, listos y completos en tiempo récord.

No sabemos los resultados que obtendrás en los próximos informes financieros de tu empresa, pero con la ayuda de Pleo será mucho más fácil presentarlos niquelados y a tiempo.

¿Dónde es? 

En la gestión de gastos a lo Pleo 😉

Paga y gestiona tus facturas fácilmente con Pleo

Ahorra tiempo y hazle la vida más fácil a tu equipo con una solución de gestión de facturas más simple y eficaz.

Puede que te interese...

No te pierdas ni un artículo

Inscríbete ahora para recibir artículos, guías e información sobre las últimas actualizaciones de Pleo.